Todas las categorias


Paginas

¿Cómo podemos ayudar a nuestros hijos a superar sus miedos?

Escrito por: Ana Maria Ferrero. Publicado en 03/14/13

 

Como padres es importante comprender los problemas que padecen o pueden llegar a padecer nuestros hijos. Muchos niños tienen una serie de cosas que les preocupan y les causan miedos. A menudo desestimamos estos sentimientos en ellos, restándole importancia al asunto.

Aunque en muchos casos no nos demos cuenta, nuestros hijos se afectan con nuestros problemas. Aunque pensamos que están jugando en su habitación o viendo la televisión, ellos oyen -y en algunos casos con mucha atención- cada una de nuestras conversaciones. Pueden oír discusiones sobre dinero y comenzar a preocuparse por la posible situación económica por la que la familia puede estar atravesando, sobre enfermedades de algún miembro de la familia o incluso desavenencias conyugales. Basados en un pequeño trozo de una conversación, pueden llegar a razonamientos con conclusiones muy complejas y alarmantes.

Es importante realizar este tipo de conversaciones cuando ellos no están presentes o duermen. Hablar asumiendo que ellos no escuchan, es una trampa en la que a menudo caemos. En general ellos escuchan y están interesados en saber los posibles problemas por los que pueda estar atravesando el hogar. Al no tener toda la información a su disposición, las conclusiones pueden ser incompletas o erróneas y llevarlos a un estado de estrés injustificado.

Si no has tenido otra opción que hablar en su presencia, siempre es mejor conversar con ellos para asegurarte que han comprendido lo que han escuchado y que no se encuentran preocupados por ello. Muchos hijos, por ejemplo, viven con el temor que sus padres se separen y no poder vivir con ambos a la vez. En los casos que he conocido de este tipo, el estrés que esto causa en los niños puede ser enorme, al punto de cambiarles la vida e incluso entorpecer su correcto desarrollo emocional.

Otro factor de estrés para los niños es la escuela. La relación con sus compañeros, la habilidad para comprender o resolver las tareas que se les asignan, etc. ¿Estarán mis padres orgullosos de mi trabajo? Debemos intentar que todo esto no genere una presión en ellos. Socializar y conocer gente nueva genera en muchos casos estrés en los adultos, no debemos olvidar que también le sucede a ellos.

Los Hijos No Vienen Con Manual ---> http://www.amazon.es/gp/product/B007Y74KF8

Hasta la próxima.

Ana María Ferrero.




Sobre el autor

Ana Maria Ferrero

Como tantos otros roles y actividades que nos presenta la vida, la educación de nuestros hijos se asemeja mucho a una cuerda de hacer equilibrio, la cual no debe estar demasiado tensa pero tampoco demasiado floja. Es en verdad, en el equilibrio donde posiblemente radique el secreto de la educación de nuestros hijos.
 
Los niños pronto desarrollan su propia personalidad y es allí donde nosotros como padres jugamos un papel protagónico y podemos ser de gran ayuda en el proceso. Lamentablemente para muchos padres, especialmente los primerizos, la regla es que no existen reglas claras a seguir. Lo que no tiene discusión es que somos pilares fundamentales en la formación de nuestros hijos. Pero ¿Cómo apoyar activamente su educación?
 
En este manual encontrarás algunas respuestas que seguramente estás buscando para poner en práctica desde hoy mismo con tus hijos.
 
Ana María Ferrero.

Los Hijos No Vienen Con Manual ---> http://www.amazon.es/gp/product/B007Y74KF


Comentarios


Aun No Hay Comentarios! Escribe El Primero:

Tu Respuesta



Mas visitados - Todas las categorias