Todas las categorias


Paginas

¿Por Qué Es Tan Difícil Ser Padres?

Escrito por: Ana Maria Ferrero. Publicado en 03/14/13

 

A muchos nos indigna ver y nos genera frustración oír, las historias que diariamente aparecen en televisión y medios informativos sobre padres que no saben ejercer de padres. Ser padre es sin duda unos de los grandes privilegios que nos da la vida, pero como tantos otros privilegios, traen consigo sus grandes dosis de responsabilidad. Especialmente cuando se trata de ser padres.
 
A veces olvidamos que nuestra principal contribución al futuro de la sociedad y del mundo en general tal vez sea la manera en que criamos a nuestros hijos ya que ellos serán los arquitectos del mañana. Por lo tanto ¿Qué podría ser más importante que aprender a desarrollar la tarea de padres haciendo las cosas bien?
 
Tal vez es hora de cambiar algunas ideas preconcebidas al abordar la tarea de padres. Tomar clases, leer libros, aceptar consejos de profesionales. En pocas palabras, hacer todo lo necesario para que nuestros hijos crezcan sanos, felices y exitosos. No debemos olvidar que el futuro está en nuestras manos y que ellos a su vez serán los padres de nuestros nietos, la siguiente generación.
 
Tenemos mucha responsabilidad en nuestras manos, tal vez más de la que muchas veces creemos. Dale a tus hijos el tiempo, la atención y el amor que necesitan. Cuando nos convertimos en padres, culmina una vida y comienza otra, llena de satisfacciones pero también de desafíos. Si eres padre o madre o planeas convertirte en uno o una, comienza desde ya mismo a pensar como padre o madre.
 
Como padres debemos tomar el compromiso. Es cierto que aplicarlo requiere de mucha paciencia. Nunca nadie dijo lo contrario. La experiencia que adquirimos nos ayuda a superar las diferentes etapas que debemos atravesar como padres.
 
No existe tesoro más valioso que observar a nuestros hijos crecer saludables, felices y ver reflejados en ellos nuestros éxitos como padres y como personas. Pero efectivamente, ser padre es estresante y conlleva un alto grado de exigencia con uno mismo. Las situaciones a las que nos enfrentamos como padres son realmente un desafío que día a día debemos resolver aplicando toda nuestra sabiduría.
 
Como padres nos enfrentamos a miles de problemas cada día, sin importar raza, credo o estatus social. Es curioso comprobar que a medida que aprendemos, surgen nuevas preguntas. Cada etapa trae consigo sus dudas y sus temores junto a sus alegrías. Desde bebés a niños pequeños, de pequeños a niños en edad escolar y de escolares a adolescentes, el desafío se renueva día tras día, año tras año, etapa tras etapa. Es la maravilla de ser padres.
 
Es un recorrido que no culmina hasta que nuestros hijos alcanzan la edad adulta y se independizan para formar sus propias familias. Es allí en muchos casos cuando comenzamos a ver, con nuestros nietos, los frutos de nuestra siembra.
 
¡Ser padres es todo un reto! Es mucho más que satisfacer las necesidades materiales de nuestros hijos. Se trata de ofrecerles un entorno en el cual puedan desarrollarse felices, amados, confiados de si mismos, libres, dotándolos de todas las herramientas que necesitarán para salir adelante en la vida.
 
Muchos de nosotros como padres tenemos las más variadas y diferentes opiniones sobre como se comportan nuestros hijos. Lamentablemente estas opiniones generalmente se enfocan únicamente en la detención de un determinado comportamiento en lugar de poner el suficiente interés en ayudarlos a aprender alternativas.
 
Maestros, profesores, padres... todas las personas que por un motivo u otro dedican su tiempo a los niños tienen una oportunidad inigualable para ayudarles a contar con un espectro de visión más amplio que les permita adquirir nuevas actitudes positivas.

Los Hijos No Vienen Con Manual ---> http://www.amazon.es/gp/product/B007Y74KF8

Hasta la próxima.

Ana María Ferrero.




Sobre el autor

Ana Maria Ferrero

Como tantos otros roles y actividades que nos presenta la vida, la educación de nuestros hijos se asemeja mucho a una cuerda de hacer equilibrio, la cual no debe estar demasiado tensa pero tampoco demasiado floja. Es en verdad, en el equilibrio donde posiblemente radique el secreto de la educación de nuestros hijos.
 
Los niños pronto desarrollan su propia personalidad y es allí donde nosotros como padres jugamos un papel protagónico y podemos ser de gran ayuda en el proceso. Lamentablemente para muchos padres, especialmente los primerizos, la regla es que no existen reglas claras a seguir. Lo que no tiene discusión es que somos pilares fundamentales en la formación de nuestros hijos. Pero ¿Cómo apoyar activamente su educación?
 
En este manual encontrarás algunas respuestas que seguramente estás buscando para poner en práctica desde hoy mismo con tus hijos.
 
Ana María Ferrero.

Los Hijos No Vienen Con Manual ---> http://www.amazon.es/gp/product/B007Y74KF8


Comentarios

JavierMarch 14, 2013 Reply

¡Bienvenida a nuestro nuevo espacio, Ana María!


Tu Respuesta



Mas visitados - Todas las categorias